Cuando el fotógrafo Steve Mershon encontró una botella con un mensaje en la playa, lo que menos se imaginó era que había encontrado un muy emotivo mensaje escrito por un niño que acababa de perder a su mejor amigo.

«Creí que encontraría algo simple en el papel, un nombre, una dirección de email o un simple saludo», confiesa el fotógrafo, quien se dijo conmovido al ver el contenido del mensaje.

Al interior de la botella había una hoja de cuaderno con texto escrito a mano por un niño que -según dice en la carta- apenas cursaba el quinto año de primaria al momento de escribirlo. Este es el contenido del mensaje:

«Querido Daniel, lamento mucho que hayas fallecido. Si estuvieras vivo, tú y yo estaríamos jugando futbol, soccer y basquetbol y jugaríamos con Matthew y Oscar y Brandon. Estoy en quinto año y tu eras mi mejor amigo y nuestra canción favorita era Austin Moon y espero que te diviertas con Jesús.

De tu mejor amigo Jonathan Torres»

El mensaje conmovió al fotógrafo, quien decidió devolver la botella al mar, agregándole un mensaje personal:

«Eres un buen hombre, Jonathan, espero que tal vez, sólo tal vez, el mundo pueda ver el amor en el corazón de un niño y podamos, uno por uno, llevarnos mejor»