Alrededor del 80& de la población mundial de estudiantes no se encuentra en las aulas derivado de la crisis del Covid-19, según dio a conocer la directora de la Unidad de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), Audrey Azoulay, quien afirmó que durante este periodo, se busca que los Estados Miembros intercambien experiencias sobre cómo facilitar la educación a distancia.

En este sentido, la funcionaria del organismo internacional indicó que el mayor incremento en estudiantes que no están asistiendo a las aulas se ha identificado en los últimos diez días, periodo en que la cifra se cuadruplicó.

Al momento, las universidades y escuelas de 138 países han sido afectados por el COVID-19, lo que representa alrededor del 80% de los estudiantes a nivel global. Esto representa también que un total de 60 millones de profesores no están dando clases.

Para atender esta crisis, la directora dio a conocer la puesta en marcha de una red de alianza para la educación durante la crisis, misma que se creó después de haber sostenido una reunión virtual con los ministerios de Educación de 10 países, entre ellos México, que son los encargados de promover la educación a distancia.

“No podemos reemplazar la presencia de profesores y las relaciones pedagógicas, pero no hay opción y debemos hacer lo posible para apoyar a los responsables de centros, profesores, padres y alumnos sin dejar de garantizar su seguridad”, declaró la ministra italiana de Educación, Lucia Azzolina.

En la reunión, Azzolina se refirió al uso de redes sociales para mantener vivas las relaciones entre profesores y estudiantes, y que estos no pierdan la motivación.

Junto a la de Italia, los ministros de Educación de Costa Rica, Perú, México, Francia, Egipto, Irán, Japón, Croacia, Nigeria y Senegal son miembros del grupo creado expresamente para tratar estas cuestiones y han puesto en común algunas iniciativas.