De acuerdo con un estudio realizado por el Observatorio Ciudadano de Seguridad del municipio de Querétaro, los niños y adolescentes de la entidad prueban el alcohol, tabaco o algún tipo de drogas ilegales por primera vez entre los 13 y 15 años.

Para el estudio se entrevistó a 3 mil 428 menores de edad en la zona metropolitana, revelando que el primer contacto con el alcohol se tiene en promedio a los 13 años; con el tabaco a los 14 años; y con la marihuana y otras sustancias ilícitas a los 15 años.

Además, el estudio destacó que en Querétaro, un 56.1% de los menores entrevistados ha consumido tabaco; 91.3% ha consumido alcohol; un 25.7% ha consumido marihuana; y un 7.5% ha consumido otras drogas ilegales.

El estudio arrojó también la preocupante cifra de que 65% de los menores que consumen tabaco lo compran en supermercados, tiendas o puestos ambulantes y en un 38.3% de los casos, no se les pide alguna identificación oficial.

[Con información de El Universal Querétaro]