Desde 1978 se ha visto varias veces este hermoso fenómeno natural.  Hace un par de años hubo en el Golfo de México y se espera ver más en los próximos años

El escritor Fernando del Paso, en su obsesión por documentar varios de los sucesos que afectaron la formación de la industria del ferrocarril en México, en su libro José Trigo, recorre la vida del país.

En la página 149 de su libro, hay una narración que sorprende a cualquier lector, la cuál se trata de la aparición de una Aurora Boreal que se pudo percibir desde la Ciudad de México.

Esta es una anécdota que seguro levanta muchas dudas e intereses a que cuesta creer que uno de los fenómenos más buscados por los turistas de todo el mundo, exista en nuestro país.

Este fenómeno ha aparecido en distintas ocasiones y han sido documentados por especialistas como Consuela Cuevas-Cardona y Salvador Cuevas-Cardona. Ellos se dedicaron a investigar el dato, revisando documentos de la época que señalan el 14 de noviembre de 1789 como el día que se registró la primera aurora boreal. (esto de acuerdo a una publicación en La Gaceta)

Con el paso del tiempo don Antonio de León y Gama encontró datos sobre otro suceso anterior, el 4 de noviembre de 1602, donde tripulantes de un Nao que venía de Filipinas a México observaron otra aurora. Este se repitió también el 19 de abril de 1843, de acuerdo al Profesor Soyano quién relató los hechos al igual que 16 años después, el 1 de septiembre de 1859 que se observó desde el Colegio de Minería.

Pero lo increíble es que desde 2012 la Estación Espacial Internacional ha observado con frecuencia Auroras Boreales sobre parte del Golfo de México.

Se espera que en los siguientes años la actividad continúe . Es decir, estamos más cerca de una aurora boreal de lo que creíamos.

Con información de Quién