A partir de ahora en Francia los menores de edad podrán tener relaciones sexuales, siempre y cuando se trate de un acto consensuado y se tengan por lo menos 15 años de edad.

Esta modificación al marco legal ha causado una gran polémica en Francia, especialmente por los recientes casos de abusos sexuales por parte de adultos contra menores de edad.

Aún cuando los menores de edad dieron su consentimiento antes de mantener relaciones, legalmente no podían hacerlo, por lo que se consideraba una violación. Ahora se considerará si los menores aprobaron la relación antes de dictar una sentencia.

Bajo este nuevo marco jurídico, si un mayor de edad mantiene relaciones con una persona menor de edad pero mayor de 15 años con su consentimiento no serán acusados de violación, sino de abuso sexual, lo cual se puede castigar con una multa de 75 mil euros o un máximo de 5 años en prisión.

En respuesta a esta modificación no han sido pocas las personas que han exigido que la edad legal para mantener relaciones sea mayor, sobre todo por casos extremos en los que se ha abusado de niños de entre 10 y 12 años.

[Con información de Debate]