Normalmente cuando se acude a un museo la gente espera poder apreciar piezas de arte o exhibiciones culturales, pero en el Museo de la Mafia, en Las Vegas, las cosas son un poco diferentes.

Si bien los visitantes sí pueden aprender mucho en el museo y disfrutar de las exhibiciones, también pueden ponerse en la piel de un elemento policial que se enfrenta a situaciones de rehenes o de peligro.

A los visitantes se les da un cinturón policial y una pistola con el mismo peso que las reales, después se les somete a una práctica de tiro y se les enseña algunas cosas de estilo policial para que aprendan a actuar ante situaciones de riesgo.

Una vez que están listos comienza la parte interactiva de las exhibiciones, se les proyecta un video en tamaño real en el que deberán enfrentar una situación que puede ser, por ejemplo, un delincuente que toma como rehén a una mujer y amenaza con matarla.

El objetivo del museo es que la gente viva una experiencia única y vea el mundo desde la perspectiva de los policías, descubriendo lo complicado que puede ser tomar una decisión en una situación de riesgo.

[Con información de Sin Embargo]