Cuando uno ha tomado lo suficiente puede hacer cosas de lo que se arrepiente o que lo llevan a convertirse en alguien famoso en redes sociales, en el caso de este hombre su borrachera le provocó ambas.

En la ciudad de Apatity, en el noreste de Rusia, un hombre entró a una escuela de conducción que enseña a futuros conscriptos del ejército y se llevó un vehículo militar sin armas.

El hombre condujo con el vehículo por varios minutos, embistiendo un auto estacionado y finalmente estrellándose contra la vidriera de una tienda. Afortunadamente nadie resultó herido.

Cuando los elementos de la policía locales lo bajaron del vehículo, el hombre aún estaba bebiendo una bebida alcohólica.

[Con información de Excélsior]