En tan sólo quince días, las autoridades de distintos órdenes de México han detenido, procesado, y liberado a dos ‘peces gordos’ de distintos grupos criminales, lo que revela fallas operativas por parte de las autoridades al momento de las detenciones.

No realizar las detenciones de acuerdo a los procedimientos establecidos llevó a que los los jueces involucrados no puedan, por ley, vincular a proceso a los imputados, y por lo tanto, tengan que liberarlos de manera inmediata.

El primer caso fue el de Karina «N», la esposa de José Antonio Yépez, alias «El Marro», líder del cártel huachicolero de Santa Rosa de Lima. Karina fue detenida el 29 de enero por elementos de la Marina, Ejército y Policías Estatales en la comunidad de San Miguel Octopan, en Celaya, Guanajuato. Fue detenida junto con tres hombres, a quienes aseguraron armas y vehículos.

Si bien en un inicio el poder judicial validó su detención, Karina salió caminando de su detención el 6 de febrero, 7 días después, cuando un juez federal determinó que los operativos habían ingresado al vehículo sin contar con una orden de aprehensión.

La detención de Karina «N» fue parte de una serie de operativos encaminados a desmantelar a mencionado cártel, que en su pugna con el Cártel de Jalisco Nueva Generación  por el control de la ‘ruta del huachicol’ en el estado de Guanajuato, ha dejado más de 400 muertos tan sólo en lo que va del año.

El segundo caso fue el de Óscar Andrés «F», «El Lunares», líder de la Unión Tepito, quien fue detenido y presentado a las autoridades el pasado 31 de enero. El Lunares fue detenido en Tocayuca, Hidalgo, en un operativo conjunto de la Marina y policías de la Ciudad de México.

También un juez federal ordenó la liberación de ‘El Lunares’ después de que el Informe Multiinstitucional presentado por la Fiscalía informara que se había logrado su detención al encontrarlo in-fraganti trasladándose en una camioneta.

No obstante, la defensa del capo presentó un video en donde muestra a elementos de la Marina Armada y el Ejército entrando por la fuerza a su domicilio y llevándoselo. La Fiscalía no pudo argumentar en contra y el juez no tuvo otra opción más que liberar al imputado.

En este sentido, el secretario de Seguridad Ciudadana, Alfonso Durazo, lamentó la liberación de Karina «N» (aún no habla del caso de El Lunares), y ha hecho énfasis en que las cosas deben de hacerse de acuerdo a los procedimientos. La falta de estos ya había causado en octubre de este año la captura y liberación express de Ovidio Guzmán, hijo de el Chapo.