La puntualidad de los japoneses es bien conocida en todo el mundo, de esta forma tenemos casos como empresas ferroviarias que se disculpan porque sus trenes salieron unos cuantos segundos antes o después de lo previsto. Ahora se ha dado a conocer un nuevo caso muy similar, pero también bastante diferente.

Y es que en una empresa de la ciudad de Kobe, en Japón, realizó una conferencia de prensa para disculparse por la mala conducta de uno de sus empleados, un hombre de 64 años que en un periodo de siete meses salió a comer 3 minutos antes de la hora establecida un total de 26 veces, o lo que es lo mismo, una vez a la semana.

«La hora del almuerzo es desde el mediodía hasta las 13:00 horas. Él dejó su sitio 180 segundos antes del descanso», anunciaron los empresarios.

Durante la conferencia de prensa, los directivos de la compañía hicieron una reverencia a manera de disculpa y anunciaron que el empleado será sancionado con la reducción de medio día de su sueldo.

[Con información de Publímetro]