La compañía creadora del popular juego de Cards Against Humanity se ha unido a la lucha contra el polémico muro fronterizo entre México y Estados Unidos, pero no lo ha hecho con protestas o críticas, sino con acciones que podrían causar problemas legales a la construcción de la barda.

La empresa realizó la compra de un terreno en la frontera entre ambas naciones y contrató a un abogado especializado para defenderlo, según explican en el sitio creado con este propósito Cards Against Humanity Saves America.

De acuerdo con el portal, la compañía es consciente de que el gobierno federal ganará la batalla legal en su contra, sin embargo, la intención de este proyecto es «hacer que construir el muro sea tan tardado y caro como sea posible».

La empresa anunció que con estas acciones está intentando salvar a Estados Unidos «de la injusticia, mentiras, racismo, la enchilada completa».

Para financiar este proyecto, la compañía originaria de Chicago, Illinois, ofrece un paquete de 15 dólares por «seis sorpresas que salvan América», entre las que se encuentran un «mapa ilustrado y un certificado de nuestra promesa de luchar contra el muro». Estos paquetes, por cierto, se agotaron en cuestión de horas.

[Con información de The Hill]