Un empleado renunció y despareció luego de que la empresa donde trabajaba le depositara por accidente 190 mil dólares. La empres ya emprendió acciones legales en su contra.

Esa historia pasó en Chile. A finales de mayo, un empleado de la empresa Consorcio Industrial de Alimentos recibió un depósito por 190 mil dólares que equivaldrían a 3 millones 800 mil pesos mexicanos.




El error se generó en el departamento de Recursos Humanos de la empresa. El 30 de mayo, administradores de la compañía reportaron la equivocación en el pago del salario mensual del trabajador.

Este se comprometió a acudir al banco al día siguiente para devolver el dinero. Sin embargo, no acudió a la sucursal bancaria, tampoco se presentó a trabajar.




La empresa no supo de él durante varios días. El 2 de junio un abogado se presentó a nombre del empleado y entregó su renuncia.

Además, señaló que el hombre no devolvería el dinero, pues consideraba que era suyo. Desde entonces, no han sabido más de él.

La empresa inició una demanda por apropiación indebida. El pago equivalente al salario mensual que normalmente recibía el hombre es de 500 mil pesos chilenos, es decir, 11 mil 500 pesos mexicanos.