Carmen Salinas siempre ha sido una persona rodeada por la polémica, y la crisis por el Covid-19 no es la excepción.

La embajada de China en México ha solicitado una disculpa de parte de la actriz y diputada luego de que hace unos días asegurara que el coronavirus es un castigo «por andarse comiendo a los perritos».

Salinas, quien se encuentra en cuarentena a causa del virus, señaló que no es un castigo de dios, sino un castigo de la vida.

De acuerdo con la embajada china en México, el uso de estas palabras es ofensivo y racista, por lo que exigen enmendar su error.

Con información de El Universal.