El elemento de la Guardia Nacional que disparó en contra de estudiantes de la Universidad de Guanajuato y asesinó a Ángel Yael Rangel quedó en libertad, confirmó el rector, Luis Felipe Guerrero Agripino.

Cabe destacar que el guardia no fue vinculado a proceso por el delito que fue imputado, además que la Fiscalía General de la República (FGR) sólo lo acusó de tentativa de homicidio.