A primera hora de este viernes la Procuraduría General de la República (PGR) se desistió de evitar la salida de Elba Esther Gordillo tras cuatro años de litigio, por lo que la maestra continuará su proceso penal en prisión domiciliaria.

Durante los últimos años se había rechazado esta posibilidad al considerar que la acusada podría evadir la justicia por los recursos económicos con los que cuenta.

Este viernes la PGR deberá determinar ante un tribunal cómo se llevará a cabo el traslado de Elba Esther a uno de sus domicilios, mismo que no podrá abandonar sin autorización judicial.

Fue en febrero de 2013 cuando Gordillo fue detenida por su probable responsabilidad en el delito de defraudación fiscal por dos millones 199 mil pesos.

[Con información de Milenio]