El nopal violeta que crece en la Zona del Silencio en Durango

Sin duda, la flora y fauna que habitan en la Zona del Silencio es un imperdible de Durango, sin embargo, hay una especie en específico que destaca por su distintivo color, el nopal opuntia violacea que en temporada de heladas se torna color violeta.

Cuando las nopaleras se vuelven violetas, decenas de turistas arriban a este inmenso desierto para vivir la experiencia de ver con sus propios ojos el color que ofrecen los cactus.

El motivo por el que adoptan este color púrpura, que muchos describen como de otro planeta, se debe a que el nopal está expuesto a heladas y sequías durante el invierno, pero su color perdura hasta primavera. Esta especie que puede crecer hasta metro y medio, da flores color amarillas y tunas color magenta.