Una de las claves para la recuperación económica en tiempos de pandemia es incentivar las inversiones y el dinamismo económico. Sin embargo, se entiende que en este contexto de incertidumbre exista reserva para tomar riesgos que antes podrían asumirse como “normales”. Los créditos son uno de ellos.

Para incentivar esto, el Secretario de Hacienda y Crédito Publico y la Asociación de Bancos de México (ABM) acordaron medidas para disminuir las cargas en tres tipos de créditos.

El secretario de Hacienda, Arturo Herrera, señaló que para créditos hipotecarios, las tasas de interés podrían caer hasta el 17% de lo que están ahora. Para los créditos personales, entre 12 y 15%, y para tarjetas de crédito, podrían caer las tasas de interés hasta 30%.

De igual forma, indicó que los banqueros se comprometieron a ampliar operaciones para llegar a 407 municipios en donde actualmente no tienen presencia. El gobierno facilitará esta expansión por medio del programa “internet para todos”, con lo cual se pretende que se logre llevar soluciones financieras a zonas que hoy no las tienen.