El espionaje de nuestros dispositivos es un problema muy grande que se acrecentó aún más luego de que se revelara que el gobierno mantenía vigilados a periodistas, activistas y demás personas. A nivel mundial el problema solo es más grande y casos de malware y spyware no paran de aparecer.

Los casos de teléfonos, computadoras y todo tipo de dispositivo ‘inteligente’ hackeados para obtener acceso a la información del usuario son cada vez más comunes y sofisticados.

Para evitar ser víctima de este tipo de ataques, el Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (INAI) publicó un decálogo con las recomendaciones que los usuarios pueden seguir para protegerse de estas situaciones. Aquí te los compartimos:

  1. Navega únicamente en sitios de internet seguros y confiables. Los puedes identificar porque al inicio de la url se ve el protocolo «https» y se muestra un pequeño candado.
  2. Descarga software, apps, música o videos sólo de sitios oficiales. De lo contrario, podrías arriesgarte a que se instale un virus en tu dispositivo.
  3. Conocer los permisos que requieren las aplicaciones y programas. Algunos, por su función, necesitan acceso a la cámara o el micrófono, pero hay algunos que no por lo que si notas que un inocente juego necesita acceso a tus fotos, piensa dos veces antes de otorgárselo.
  4. Evitar dar clic a los pop-ups o anuncios de publicidad sospechosa, como aquellos que te prometen bajar de peso en un día.
  5. Procurar que el sistema operativo tenga las actualizaciones y parches de seguridad más recientes. Recuerda que WannaCry, uno de los ciberataques más recientes, se aprovechó de una falla de seguridad en los sistemas que no habían sido actualizados.
  6. Contar con un antivirus de alguna compañía reconocida. Preferentemente que cuenten con anti-spyware. También te recomendamos descargar un llavero electrónico para que guardes todas tus contraseñas.
  7. Revisar todas las aplicaciones o programas que corren en segundo plano. De esta manera podrás detectar irregularidades.
  8. Habilita la opción de «bloquear ventanas emergentes» para impedir que se abran ventanas no deseadas.
  9. Hacer un análisis del sistema periódicamente.
  10. Cambiar de contraseñas de manera regular y evitar tener la misma en todos tus servicios.