Después de que se diera a conocer que hay una posibilidad de realizar un viaje tripulado a Marte, por lo que Ramiro Iglesias Lea, asesor científico del Centro de Desarrollo Aeroespacial (CDA) del IPN, afirmó que los investigadores mexicanos tienen la oportunidad de buscar alternativas para revertir los efectos de la radiación cósmica y solar.

Iglesias Lea agregó que los asentamientos en el planeta rojo permitirán la creación de campos magnéticos. Sin embargo, la medicina y las ciencias físicas aún no encuentran los mecanismos para tratar de revertir los efectos mortales que contiene este tipo de radiación en el humano.

Ramiro participó en el Congreso «México hacia Marte», realizado por el Centro Nacional de las Artes (Cenart), en donde explicó que la exposición a los rayos cósmicos y solares en el hombre equivaldría a realizarse 33 mil radiografías del tórax.

El especialista comentó que Marte se considera un sitio alternativo para la humanidad, ya que tiene muchos rasgos similares a los de nuestro planeta, como una masa cercana al 38% respecto a la Tierra, así como una atmósfera de 40 kilómetros, un ciclo de día/noche de 24 horas y 37 minutos.

Con información de El Universal.