A más de dos meses de que el coronavirus Covid-19 se convirtiera en una amenaza de salud a nivel global, el presidente chino Xi Jinping visitó este martes Wuhan, la ciudad en la que brotó el virus, y afirmó que esta enfermedad se encuentra «prácticamente contenida».

«Los primeros resultados fueron obtenidos estabilizando la situación y cambiando la tendencia en Wuhan y en Hubei, donde 56 millones de habitantes están en cuarentena desde finales de enero», mencionó el mandatario durante su visita a la ciudad.

El presidente celebró además que durante las últimas 24 horas, en esta entidad únicamente se registraron 19 casos nuevos de la enfermedad, una caída abrumadora si consideramos que hace unas semanas la cifra aumentaba en más de 300 contagios cada día.

Durante su visita, Xi Jinping visitó el hospital de Huoshenshan, el cual fue construido en solo diez días, también habló con algunos habitantes en cuarentena y personal médico.

Advirtió que si bien la epidemia ha sido contenida, es importante no bajar la guardia y continuar trabajando en su erradicación, «pero ahora la situación mejoró».

Con información de Excelsior.