A pesar de las estrictas medidas de seguridad bajo las que se encuentra en la prisión de Nueva York, el narcotraficante Joaquín ‘El Chapo’ Guzmán recibió un regalo de navidad: reunirse con su esposa y sus dos hijas.

De acuerdo con medios locales, el líder del cártel de Sinaloa pudo reunirse con su familia en una habitación acondicionada para la ocasión, un cuarto dividido por un muro de concreto y una malla, con un cajón de metal que se desliza hacia el lado interno del cuarto para recibir documentación.

Para la reunión, la ex reina de belleza y pareja del capo, utilizó un abrigo blanco y negro, medias y zapatos negros, así como una bufanda Louis Vuitton del mismo color.

[Con información de Zócalo]