Según un estudio, el café estimula el tejido adiposo marrón o grasa marrón, encargado de ayudar a las personas a permanecer delgadas, porque una de sus funciones principales es generar calor corporal al quemar azúcar y grasa.

Por otro lado, la grasa blanca es el resultado de almacenar el exceso de calorías. Los expertos la asocian con la obesidad y los trastornos metabólicos como la diabetes.

Un experto, citado por National Geographic, indicó que “este es el primer estudio en seres humanos que muestra que una taza de café puede tener un efecto directo en nuestras funciones de grasa marrón”.

El nuevo estudio sobre los beneficios del café para combatir la obesidad y la diabetes, de la Universidad de Nottingham de Inglaterra, fue publicado en la revista especializada “Scientific Reports”.

Fuente: Televisa