A todos nos gusta salir de fiesta los fines de semana, pero estamos conscientes de que al tomar alcohol hay varios riesgos con los que podemos encontrarnos, uno de ellos es la cirrosis, la cuál poco a poco va degenerando nuestro hígado hasta que deja de funcionar por completo.

Por fortuna para todos nosotros estudios apuntan a que el café podría ser de mucha ayuda para contrarrestar los daños ocasionados por la cirrosis.

La investigación se llevó acabo por la Universidad de Southampton en Reino Unido, donde se estudiaron a más de 430,000 participantes y se descubrió que el tomar 2 tazas de café al día se relacionaba con la disminución de padecer cirrosis en un 44%.

Con esta investigación y estudios anteriores sobre la cirrosis, el Dr. Kennedy y sus colegas, estimaron que 1 taza de café al día disminuye 22% el riesgo de tener cirrosis, con 2 tazas un 43%, con 3 un 57% y con 4 tazas hasta un 65%. Esto siempre y cuando la cirrosis esté ligada con el consumo de alcohol y no a otros factores como la diabetes o la obesidad.

Sin embargo, hay que ser conscientes y en dado caso de sufrir este padecimiento, no confiar en que tomando ciertas tazas de café al día ya van a curar el problema, hay que ser responsables con la cantidad de alcohol que ingerimos y recuerden que nada es bueno en exceso.