Esta pluma, hecha con una bala de fusil, es la apuesta del gobierno colombiano en la última etapa del proceso de paz que terminaría con 50 años de conflicto armado en el país Sudamericano. 

Según un comunicado de la presidencia de Colombia, el ‘balígrafo’ «es el símbolo que representa la transición que tendrán los elementos que un día sirvieron a la guerra y que ahora educarán para la paz; símbolo del cambio”

Una creación de McCann Worldgroup Colombia para el Ministerio de Educación de ese país, utilizó balas de fusil que se fueron parte del conflicto armado y a las que removieron su pólvora y rellenaron con tinta. “Las balas escriben el pasado. La educación, nuestro futuro” tienen inscrito estas plumas a un costado. 

«El “balígrafo” representa la transición que tendrán los elementos que un día sirvieron a la guerra y que ahora educarán para la paz.” añade el comunicado. 

Los ‘Balígrafos’ serán repartidos entre los estudiantes las escuelas públicas, periodistas y escritores de Colombia, según dice el Ministerio de Educación. 

Balígrafo