A partir del próximo 17 de junio, las actividades no esenciales se reactivarán en Querétaro, de acuerdo con un anuncio del gobernador Francisco Domínguez.

Para ello, algunos negocios retomarán sus actividades, sin embargo, será con un cierto porcentaje de ocupación y respetando en todo momento la sana distancia.

«Con el semáforo estatal en naranja que implementaremos a partir del miércoles 17 de junio, continuarán vigentes el cumplimiento de las medidas sanitarias establecidas en la entidad, así como el llamado a intensificar el entrenamiento social para aprender a convivir con el virus sin contagiarnos», apuntó el gobernador.

Los negocios operarán de la siguiente manera: hoteles al 30% de su capacidad, restaurantes y cafeterías al 50%, peluquerías y estéticas al 50% y con cita, parques y plazas al 50%, y mercados y supermercados al 75%. Los centros comerciales e iglesias abrirán al 25% de su capacidad. Los gimnasios con un 30%.

Por otro lado, los cines, teatros, museos, eventos masivos y culturales, ferias, balnearios, etc., quedarán cerrados temporalmente.