Este miércoles se presentó el plan del Gobierno Federal para avanzar hacia la ‘nueva normalidad’ desde el próximo 18 de mayo, en este plan se detalla que algunos estados podrán retomar las actividades no esenciales y abrir sus espacios públicos a partir del próximo 1 de junio.

En el caso de Querétaro, el mapa presentado este miércoles (y que puede cambiar día con día) muestra a nuestro estado en el color verde, lo que significaría que el próximo 1 de junio los estudiantes podrán volver a tomar clases presenciales, los espacios públicos se abrirán y los grupos vulnerables podrán salir con seguridad.

No obstante, el mapa también muestra otro detalle importante. Nuestro estado enfrenta una epidemia ascendente, lo que significa que el número de contagios y decesos por la enfermedad aumenta gradualmente, es decir, nuestro estado podría cambiar de color en las próximas semanas, con lo que también cambiaría la ‘nueva normalidad’ que enfrentemos.

Si el próximo 1 de junio nuestro estado se vuelve de color amarillo, por ejemplo, los espacios públicos no podrían abrirse en su totalidad y los alumnos no volverían a clases; si se vuelve anaranjado las actividades no esenciales tendrían que realizarse de manera reducida; y si alcanza el color rojo, continuaríamos en las condiciones actuales: solo permitiendo las actividades esenciales.

Debido a esto es necesario que maximicemos las medidas de prevención en el estado en estos momentos, para mantener un estado de riesgo bajo y así el próximo 1 de junio podamos avanzar hacia la ‘nueva normalidad’.