Esta semana, el gobierno de Donald Trump anunciará nuevas restricciones a la emisión de visas, según lo que dijeron dos altas fuentes de Estados Unidos a The Associated Press.

De acuerdo a la agencia, una de las nuevas medidas serán restricciones a mujeres embarazadas, para impedir que viajen al país para dar a luz, en algo que se ha llamado «birth tourism», o «turismo de nacimiento».

Será este jueves cuando el Departamento de Estado oficialice estas medidas, según dijeron las fuentes que hablaron bajo la condición de anonimato.

Con esta nueva norma, se contempla que las mujeres embarazadas la tengan más difícil al momento de obtener una visa de turista. De acuerdo a la publicación, la dificultad recaería en convencer al oficial en que se tiene otra razón legítima para viajar a los Estados Unidos.

No es nuevo que el mandatario Estadounidense desprecia la norma de que cualquier persona que nace en suelo americano es estadounidense.

Esto supone mucho problemas, pues en primer lugar, no hay forma en la que los agentes pueden asegurar que una mujer está embarazada antes de cierto periodo. De igual forma, no se sabe cómo se va a determinar en casos en los que un agente fronterizo puede determinar si una mujer está embarazada con sólo mirarla.