Querétaro ha decidido invertir en el crecimiento vertical y cada vez son más los grandes desarrollos verticales que se construyen en la entidad, sin embargo, esta sobreoferta ha provocado una caída en el nivel de ocupación de los edificios.

De acuerdo con el presidente de la Cámara Nacional de la Industria de Desarrollo y Promoción de Vivienda (Canadevi), Mario Basurto, estas viviendas siguen construyéndose, pero no se ocupan.

«Siguen vendiéndose y escriturándose, pero no se ocupan. Tenemos proyectos que están sin ocuparse, que tienen poca venta y esto no es bueno. Tenemos una sobreoferta y pues hay un foco que atender», señaló Basurto.

El problema es que muchas veces los compradores que adquieren inmuebles en Querétaro «lo hace porque no tiene mejores opciones en la Ciudad de México», y aunque compran departamentos, no lo utilizan. «El comprador no está necesitado de rentarlo, pues es una inversión por patrimonio y en algún momento podría venirse a vivir acá o venderlo».

De acuerdo con Monito Inmobiliario de Realty World, de enero a marzo se vendieron 559 viviendas residenciales en Querétaro, 31% más que en el mismo periodo el año pasado.

Fuente: El Financiero