Este 21 de agosto se verán afectadas aproximadamente 1,900 plantas de energía fotovoltaica en los Estados Unidos. Pero no hay nada de que alarmarse, ya que la energía perdida será mínima debido a la distribución geográfica de esta tecnología.

El eclipse durará 3 horas en el mundo, 90 minutos sobre los Estados Unidos, iniciando en Oregon y terminando en Carolina del Sur. El bloqueo de luz al 100% durará solo 3 minutos en cada sitio.

Solamente 17 instalaciones fotovoltaicas experimentarán la oscuridad total, la mayoría de ellas en Oregon.

California resentirá la pérdida de luz más que el resto del país. Aunque se encuentra lejos de la zona de mayor oscuridad, California tiene la mayor concentración de plantas fotovoltaicas, generando 8.8GW, que representa el 40% del total de la energía solar producida.

No es una razón para preocuparse puesto que dicha energía se generará con gas natural y energía hidroeléctrica para incrementar el flujo de poder.

Con información de Periódico AM Querétaro.