La relación entre el presidente López Obrador y la Inversión Privada ha sido polémica desde el comienzo de este sexenio, y ahora, en medio de la pandemia por Covid-19, las cosas no han cambiado.

Durante su conferencia matutina de este jueves, el mandatario federal reiteró que no tiene la intención de ‘rescatar’ a las empresas durante la pandemia, además, advirtió que si una compañía cae en quiebra, será el dueño quien deba responsabilizarse de todo.

«Si va a ver una quiebra de una empresa, que sea el empresario el que asuma la responsabilidad o los socios o accionistas», puntualizó.

De igual manera, aseguró que su gestión respeta a los empresarios, pero que no habrá otro FOBAPROA. «No estamos en contra de los empresarios, siempre he dicho que quien invierte, genera empleos, merece todo mi respeto. No todo el que tiene es malvado» finalizó.

Con información de Forbes.