A sólo una semana de que Estados Unidos se convirtiera en el nuevo epicentro de la pandemia de COVID-19, Walt Disney Company anunció que suspenderá sin paga a miles de sus trabajadores, pues los estragos de la enfermedad han pegado duro en las finanzas del gigante del entretenimiento.

La suspensión aplicará para empleados de los parques, de los cruceros y de los estudios, quienes aunque no recibirán remuneración, continuarán recibiendo prestaciones de la compañía como seguro médico.

También, los afectados serán elegibles para ser beneficiados por los seguros de desempleo puestos a disposición en Estados Unidos, incluidos los servicios extendidos con el plan de 2 billones de dólares anunciados por la Casa Blanca.

Los pagos serán extendidos hasta el 18 de abril, poco más de un mes después de que la productora se vio obligada a cerrar todos sus parques temáticos.

El presidente de Disney, Bob Iger, y otros ejecutivos se recortaron el salario a raíz de la crisis. La compañía empleaba a unas 223 mil personas hasta septiembre pasado.

La crisis ahondó cuando la compañía reportó que tuvieron que aplazar la producción y lanzamiento de películas por la pandemia.