De manera unánime el senado aprobó las reformas al Código Penal Federal para sancionar hasta con tres años de cárcel a aquellas personas e instituciones que discriminen a otros por motivos religiosos.

Con esta reforma al artículo 149 del Código Penal Federal se establecen sanciones de uno a tres años de cárcel o de 150 a 300 días de trabajo a favor de la comunidad y hasta 200 días de multa al que «por razones de religión atente contra la dignidad humana o anule o menoscabe los derechos y libertades de las personas mediante la realización de diversas conductas».

La reforma al Código Penal fue votada a favor de manera unánime y con 74 votos pero fue devuelta a San Lázaro por errores de dedo. Una vez corregidos los errores, será aprobada de manera formal.

[Con información de Milenio]