El pasado 24 de septiembre llegó al Instituto de Ciencias Forenses de la Ciudad de México el cuerpo de un menor de edad, sin embargo, hasta la fecha el cuerpo no ha sido reclamado.

Ante esta situación, el Tribunal Superior de Justicia de la Ciudad de México difundió información del niño a fin de que alguien pudiera reconocerlo y alertar a su familia para que reclamen su cuerpo.

El cuerpo del niño fue encontrado el pasado 23 de septiembre en las inmediaciones del Eje 10 Sur, colonia Ampliación Selene, en la delegación Tláhuac.

El niño tiene entre 3.5 y 5 años de edad, tez morena, ojos castaño medio, abundante cabello oscuro, semi ondulado y corto. Mide 109 centímetros de altura y es de complexión media.

El cuerpo tiene los dientes frontales separados, probablemente por el hábito de chuparse el dedo o usar biberón o chupón; un cayo en el pie derecho y deformación de uñas en dedos gordos de ambos pies.

El niño vestía chamarra de mangas y capucha verdes; de la parte frontal, blanca; pantalón beige y zapatos negros.

Fuente: Milenio