El pasado martes un grupo de sujetos, supuestamente miembros de la CNTE, humillaron y raparon a maestros chiapanecos en el municipio de Comitán. La Coordinadora se deslindó de la situación, y ahora, las autoridades han detenido al verdadero responsable.

Se trata de Santiago Calvo López, un sujeto que confesó haber humillado a los profesores con el argumento de que eran traidores al movimiento encabezado por la CNTE.

El sujeto fue detenido pues «privó de la libertad a las víctimas a quienes sacaron con violencia de un inmueble, acompañado de un grupo de alrededor de 80 agremiados de la Organización Popular Independiente Emiliano Zapata (OPIEZ), integrada principalmente por comerciantes ambulantes».

De acuerdo con las autoridades, Calvo López es líder de la OPIEZ, y luego de que la detención se hiciera pública, afines al grupo campesino causaron destrozos a las oficinas de la Fiscalía de Distrito exigiendo su liberación.

El propio Calvo López firmó un documento en el que explica que las acciones del grupo fueron realizadas para «exigir el cierre de los planteles del Cobach que permanecen impartiendo clases y/o realizando sus funciones, pues de lo contrario tomarían acciones represivas».