La comunidad científica ha prendido las alarmas debido a que en el estado apareció una nueva variante del coronavirus, conocida  como B.1.427/B.1.429, que podría propagarse más fácil que otras y evadir los anticuerpos generados por las vacunas.

Esta nueva cepa, que ya es conocida como “el Diablo”, fue explicada en un estudio publicado por el diario especializado “Jama”, que pretendía investigar el origen del pico de casos en el sur de California desde octubre 2020.

El doctor Charles Chiu, científico encargado de coordinar la investigación, señaló en entrevista con Los Angeles Times que, a pesar de que los californianos y el resto de los estadounidenses están en alerta por la variante británica, esta variante puede ser igual de preocupante, además de que probablemente representará el 90 por ciento de las infecciones en el estado.

 

Leer el estudio completo:

https://jamanetwork.com/journals/jama/fullarticle/2776543?utm_source=twitter&utm_campaign=content-shareicons&utm_content=article_engagement&utm_medium=social&utm_term=021221#.YCaT53HhOXI.twitter