No hace mucho tiempo en el estado de Veracruz se detectaron medicamentos clonados que eran suministrados a pacientes con cáncer, de igual manera usaban agua destilada como supuesto tratamiento tras las quimioterapias.

Después del evento la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris), envió a 12 profesionales a investigar el caso e indagar más a fondo irregularidades que pudieran resolverse.

Tras la investigación, se detectaron 11 toneladas de medicamentos caducos y 40 mil pruebas de HIV sin registro sanitario.

Por el momento continúa la investigación, donde se busca respaldar las acusaciones del gobernador Veracruzano, Miguel Ángel Yunes Linares donde subraya que se han suministrado quimioterapias falsas a niños con cáncer.

Fuente: XEU