El perro que puedes ver sobre estas líneas no es un perro común y corriente, en realidad, es tan raro que le tomó semanas a un equipo de investigadores encontrarlo.

Tiene el pelaje dorado la cola de un Shiba Inu. Se trata de una especie que se conoce desde hace 6 mil años, pero que se creía extinto desde hace medio siglo, y aunque había un par de fotografías de ellos, nunca se logró comprobar que fueran reales.

Esta especie es un perro salvaje que habita en las tierras altas de Nueva Guinea, es especialmente raro porque su linaje nunca ha sido tocado por el hombre.

Para lograr fotografiar a esta elusiva especie, un grupo de investigadores de la Universidad de Papua se desplazaron a Puncak Jaya, en el monte Carstensz, y comenzaron la búsqueda.

Tomó semanas, pero finalmente los investigadores encontraron una huella, por lo que decidieron instalar en el lugar cámaras-trampa que poco después capturaron más de 100 imágenes de estos perros.

De acuerdo con los biólogos, se trata de un grupo de al menos 15 perros que nunca han tenido contacto con el ser humano.

Fuente: Gizmodo