El secretario de Gobierno del Estado de Querétaro, Juan Martín Granados Torres, desmintió las versiones que circulan en redes sociales que señalan que las medidas anunciadas el pasado sábado por el Gobernador Francisco Domínguez representan un toque de queda.

A través de un comunicado de prensa, el funcionario señaló que está garantizada la realización de actividades esenciales, y que de ninguna forma se utilizará a la fuerza pública para restringir la movilidad de los ciudadanos.

 

“En estos momentos, no existe ninguna disposición para que se haga uso legal de la fuerza pública y, reitero, el gobernador habló de la aplicación de medidas de endurecimiento de forma progresiva”, explicó.

“La indicación del gobernador es respetar y apoyar a las personas que por sus condiciones necesitan salir a realizar una actividad que es esencial, y que también tenga que salir por buscar alimentos y medicinas”, señaló el responsable de la política interior del estado de Querétaro.

“Las medidas siempre son con base en un criterio médico, con base en la recomendación de expertos y siguiendo los lineamientos publicados el último día de marzo de este año por el secretario de Salud federal”, agregó.

Granados Torres recordó que el gobernador Francisco Domínguez Servién anunció un paquete de medias para apoyar a las personas que perdieron sus ingresos como consecuencia de la pandemia de COVID-19.

“Lo único que tenemos cierto y claro es que si tenemos conciencia de hacer esta microsolidaridad de ayudar al prójimo y de atender las medidas de aislamiento, nos va a ir mucho mejor de lo que podemos pensar”, añadió el secretario de Gobierno.