50 personas de 15 países diferentes fueron detenidas por la Interpol y Ameripol, acusadas de distribuir pornografía infantil a través de grupos de mensajería instantánea por internet.

De acuerdo con las autoridades, el chat de presuntos pedófilos fue identificado en la denominada Deep Web, dónde operaban en el anonimato, sin embargo, el contenido se distribuía además a través de la aplicación WhatsApp, la cual ofrece un cifrado de extremo a extremo.

De los detenidos, 11 fueron ubicados en España, siete en Colombia, siete en Bolivia, tres en Brasil, cuatro en Chile, tres en Costa Rica, dos en República dominicana, dos en Guatemala, dos en México, dos en Paraguay, dos en Uruguay, dos en Venezuela, uno en Italia, uno en Nicaragua y otro en Panamá.

Además de la detención de los sujetos, las autoridades internacionales lograron asegurar diversos discos duros y ordenadores, así como archivos que podrían llevar a la identificación de abusadores y víctimas.

Fuente: Sin Embargo