Hoy todos se rasgan las vestiduras, después de que se diera a conocer que en Liverpool vendían muñecas artesanales indígenas mazahuas-otomís ‘piratas’, importadas de China. Funcionarios de primer nivel del Gobierno de Querétaro, diputados locales y hasta senadores se dijeron indignados y pidieron que se detuviera su comercialización.

No obstante, la iniciativa para exhortar al gobernador de Querétaro a que declarara “como Patrimonio Cultural Intangible la artesanía denominada ‘Muñeca Artesanal de Amealco’” fue presentada desde el pasado mes de mayo, y aprobada por la Comisión de Educación, Cultura, Ciencia, Tecnología e Innovación el 20 de julio.

Fue la diputada local Atlalí Sofía Rangel Ortiz, del Partido Acción Nacional (PAN) quien presentó dicha iniciativa el pasado 24 de mayo. En ella, se pedía al gobernador que “ordene y delegue a las autoridades competentes, en coordinación con otras instituciones públicas, privadas (…) para que en forma conjunta con los habitantes de (…) Amealco, definan los criterios para la protección de este bien patrimonial”.

El 28 de julio, el pleno de la legislatura local aprobó dicho exhorto junto con otros dos que pedían la misma denominación para la Fiesta de San Miguel Arcángel, Tolimán; y la peregrinación al Tepeyac.

No obstante, el exhorto sólo se publicó en la Gaceta Legislativa como ‘Patrimonio Cultural’, y no ‘Cultural Intangible’.

De acuerdo a la Ley para la Cultura y las Artes del Estado, citada en la mencionada iniciativa, sólo por decreto del Gobernador se puede decretar un bien cultural como intangible, por lo que lo más que pueden hacer los legisladores es exhortarlo a que lo haga.

Según afirmaron los diputados al aprobar el exhorto, la declaratoria como Patrimonio Cultural Intangible ayudaría a la protección de este producto, así como a la obtención de más recursos para su apoyo a los artesanos que las realizan.

A pesar de la realización de la Festival de la Muñeca Artesanal del pasado 17 al 20 de noviembre, dicha declaratoria nunca llegó, así como tampoco llegó dicha declaratoria de la peregrinación al Tepeyac, ni la fiesta de San Miguel Arcángel.

Cuando una usuaria de redes sociales denunció que Liverpool vendía dichas muñecas importadas de China y a 320 pesos, uno de los primeros en reaccionar fue el titular de la Secretaría de Desarrollo Sustentable, Marco del Prete Tercero, quien pidió que se dejara de comercializar la muñeca ‘pirata’, y aseguró que se buscarían canales de comunicación entre tiendas de la magnitud de Liverpool y los artesanos de Amealco.

Del Prete Tercero fue también quien inauguró el Festival de la Muñeca de este año, donde aseguró que se apoyaría a los artesanos locales. Después del escándalo de Liverpool, el titular de la SEDESU afirmó que respaldaría el exhorto ya realizado por la presidencia Municipal de Amealco a la Legislatura Local.

Sin embargo, este exhorto ya había sido aprobado desde Julio, según lo que se puede encontrar en los ‘Proyectos Aprobados’ de la Legislatura Local. Ahora, en términos legales y según la misma iniciativa, sería el turno del Ejecutivo Local para hacer el decreto.