El ministro egipcio de antigüedades, Mahdou  al Damati anunció que se hay un 90% de probabilidad de que se hayan encontrado dos cámaras ocultas detrás de las paredes de la tumba de Tutankamón, después de haber hecho un estudio de escaneo por radar y los resultados dieran con estas dos habitaciones. 

En alguna de estas habitaciones se puede encontrar la tumba de la reina Nefertiti, una tumba que ha sido el misterio arqueológico del más grande del Antiguo Egipto. 

Este descubrimiento refuerza la teoría del egiptólogo Nicholas Reeves, que sostiene que Nefertiti fue enterrada justo detrás de la tumba del rey Tutankamón, después de haber descubierto grietas en las paredes que podrían ser dos paredes falsas en la cámara fúnebre del rey. 

La misteriosa reina Nefertiti, de belleza legendaria, ejerció un importante papel político y religioso fundamental en el Imperio Egipcio hace más de 3,300 años junto a su esposo, el faraón Akenatón. 

En estos días, las autoridades egipcias se preparan para anunciar “el descubrimiento del siglo”. Sin embargo, Damati espera encontrar la cámara funeraria de otra esposa de Ajenatón, padre de Tutankamón, o de alguna de sus hijas, antes que la de Nefertiti.

A finales de marzo se efectuarán los análisis complementarios con un radar “Más sofisticados para medir el espesor de los muros y las dimensiones de esas cámaras” para después anunciarlos el primero de abril. 

Nefertiti, esposa de Akenatón  quien convirtió temporalmente en monoteísta al Egipto antiguo al imponer el culto exclusivo al Dios del Sol, Atón, no era la madre de Tutankamón, cuya identidad suscita muchos interrogantes.