Con una longitud de 800 metros, un pasadizo entre Tijuana y San Diego fue encontrado tras siete meses de investigación.

De acuerdo con la policía federal de Estados Unidos, el miércoles fue encontrado este narcotunel utilizado para pasar drogas entre México y Estados Unidos.

A través de un operativo conjunto entre ambos países, se logró el cierre de este túnel, así como la detención de seis personas y la decomisión de una tonelada y media de cocaína y casi seis toneladas de marihuana.

El túnel estaba equipado con luces, sistema de ventilación, rieles y elevadores a pesar de tener un ancho de solo un metro.

Este narcotunel estaba oculto en el ropero de una casa en México y bajo un contenedor de basura del lado estadounidense.

La investigación duró siete meses y partió de una inspección realizada por una Patrulla Fronteriza, que detectó actividades sospechosas, tales como entrar y salir en el medio de la noche, en del lote en San Diego