Durante la administración de José Calzada Rovirosa como titular de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa), se detectó un desvío de alrededor de 3 mil 500 millones de pesos del erario público, reveló una investigación realizada por Carlos Loret de Mola y Mario Gutiérrez Vega.

De acuerdo con la investigación, la Auditoría Superior de la Federación (ASF) indagó sobre presuntos apoyos de la Sagarpa por hasta 9 millones de pesos entregados a presuntos pescadores.

Como parte de esta situación se realizaban tres métodos diferentes para desviar recursos.

El primero de estos métodos consistía en ‘clonar campesinos’, es decir, repetir los nombres y datos de varios campesinos para formar un amplio padrón con cientos de personas inexistentes.

En el segundo método los campesinos debían firmar de recibido, tras lo cual debían elegir entre 800 pesos en efectivo o 900 en especie. Tras elegir una opción, la otra desaparecía inmediatamente.

Finalmente, el tercer método consistió en entregar contratos multimillonarios a instituciones universitarias o del Estado para evadir las licitaciones y que el dinero quedara en empresas fachada.

[Con información de El Financiero]