Investigadores y científicos lograron llegar a la base de Tiangek, sumidero kárstico gigante, en el pueblo de Luoquanyan, en el condado de Xuan’en, China. En este sitio se han descubierto especies que se mantenían desconocidas, y se encuentran al interior de un sumidero kárstico, lugar que tiene un bosque antiguo en su interior.

En él viven árboles primitivos que alcanzan los 40 metros de altura, sus ramas se extienden hacia la luz del sol, y se logran asomar desde la entrada de sumidero. La zona es conocida internacionalmente por contar con más de 29 socavones, el grupo de científicos chinos descubrió tres entradas en el socavón kárstico, esto fue posible a la exploración a rapel realizada por el equipo en el que llegaron el viernes pasado hasta el fondo del sitio, con este sumidero suman 30 los descubiertos.

Estos sumideros son lugares con características geológicas especiales debido a que se encuentran en zonas formadas por derrumbes, estos sitios son comúnmente encontrados únicamente en China, México y Papua Nueva Guinea, también se les llaman sumideros gigantes, Tiangenk (fosa celestial) en chino, dolinas o fosas gigantes.