Luego de que se acusara que hubo irregularidades a la hora de otorgar la concesión para la recolección de basura en Querétaro, el secretario de Administración, Manuel Pegueros, negó esta situación.

De acuerdo con el funcionario, la elección de la empresa a la que se le dio la concesión no buscaba la empresa más barata, sino la que mejor calidad de servicio ofreciera.

Destacó que se tomó la decisión después de llevar a cabo un análisis «integral y completo de todos y cada uno de los elementos que ofertaban todas las empresas que en ellos participaran».

Aseguró también que ofrecer una cantidad más económica no significa que ofrezca las mejores condiciones.

Así mismo, señaló que la empresa Promotora Ambiental, que acusa a la administración de influir en la elección, tiene de 10 a 15 días para presentar cualquier recurso jurídico que considere necesario para apelar la decisión.