Durante la conferencia de prensa «el Pulso de la Salud» de este sábado, el subsecretario de Prevención de la Secretaría de Salud, Hugo López-Gatell, descartó que se le fuera a aplicar una prueba al Presidente López Obrador, a pesar de que este tuviera contacto con el gobernador de Hidalgo, Omar Fayad, el pasado 17 de marzo.

Fayad, quien hoy confirmó que resultó positivo a la prueba por coronavirus, asistió a la conferencia «mañanera» el pasado 18 de marzo.

No obstante, las autoridades descartaron someter al presidente al diagnóstico a menos que presente síntomas.

«No aplica porque el periodo relevante de contagiosidad empieza en el momento en que empieza a desarrollar síntomas», señaló. «El riesgo de contagio de una persona asintomática es muy bajo».

De igual forma, indicó que la prueba es de muy bajo rendimiento en cualquier persona, en caso de que sea asintomática.

«Desde luego si presenta síntomas se le haría la prueba como a cualquier ser humano», aseguró López-Gatell.