¿Necesitabas una excusa para beber por las mañanas? Estás de suerte.

Eric Claassen, investigador de la Universidad de Amsterdam, llevó a cabo una investigación que reveló que las bacterias intestinales que se encuentran en el yogur también están presentes en algunas cervezas, por lo que esta bebida ofrecería los mismos beneficios que el lácteo.

Las bacterias encontradas son microbios probióticos y levaduras que contienen muchos beneficios para la salud, desde combatir la obesidad hasta mejorar la calidad del sueño de los que las consumen.

Cabe mencionar que no todas las cervezas tienen las cantidades suficientes de estas bacterias para ser consideradas ‘saludables’, las que la tienen son las cervezas belgas fuertes Hoegaarden, Westmalle Tripel y Echt Kriekenbier, ricas en levadura probiótica.

A diferencia de las cervezas tradicionales, éstas se fermentan dos veces, una en la cervecería y otra en la botella. La segunda es importante ya que utiliza una cepa de levadura diferente, la cual no solo convierte el azúcar de grano en alcohol, sino que produce ácidos que son venenosos en bacterias que pueden enfermarnos

Por supuesto, esto no significa que beber en el desayuno sea una buena idea, el alcohol en altas concentraciones es malo para el intestino, aunque si se restringe a una cerveza fuerte en el desayuno, podría tener resultados benéficos para la salud, señaló el investigador.

Con información de Forbes.