La promotora cultural Paloma reyes Lacayo denunció ante el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) y la Auditoría Superior de Guanajuato luego de que desaparecieran 22 momias del Museo de las Momias de Guanajuato.

De acuerdo con Reyes Lacayo, se registraron algunas irregularidades en el museo, entre traslados no autorizados de las momias y problemas con su manejo y conservación, problemas que derivaron en la desaparición de 22 ejemplares de momia.

También denunció que el museo solo recibe un 10 por ciento de los ingresos que genera, esto tomando en cuenta que de los 38 millones de pesos obtenidos en el museo, solo se recibieron 2.5 millones.

La denuncia abunda que la actual administración del museo ha realizado exposiciones itinerantes de momias por ferias y festivales, no culturales, en Zacatecas, San Luis Potosí, León, en el arranque de un rally y en la calle Subterránea, sin protocolos de actuación ni de conservación preventiva.

La denuncia de la desaparición de momias tiene fecha del 21 de enero de este año, en ella se señala que de 117 momias que se tienen declaradas, solo se puede confirmar la existencia de 95.

Con información de Excélsior.