Michael Rotondo es un hombre de 30 años que, a pesar de su edad y los intentos de sus padres para que se independizara, no estaba dispuesto a abandonar su hogar, pero ahora un juez de Nueva York ha puesto punto final al asunto ordenando a Rotondo salir de la casa de sus padres.

Este drama comenzó hace algunos días, luego de que sus padres llevaran el caso a la corte, señalando que han hecho todo lo posible por que su hijo se independice, desde ofrecerle dinero en efectivo para que alquile una vivienda hasta ultimatums de desalojo, pero nada de eso funcionó por lo que finalmente decidieron acudir a un juez para resolver la situación de una vez por todas.

Los ultimátims que Christina y Mark Rotondo le hicieron a su hijo eran notas en las que se le advertía que «tienes 14 días para desalojar. Tomaremos las medidas necesarias para hacer cumplir esta decisión», y en total le enviaron 5 de ellas.

Al cumplirse el plazo de las notas, los padres de Rotondo le ofrecieron algunos consejos e incluso le ofrecieron mil 100 dólares para ayudarlo a encontrar un nuevo lugar para vivir, pero incluso así el hombre aseguraba que no estaba listo para vivir por su cuenta y les pedía más tiempo. Finalmente, los padres optaron por contratar a un abogado.

Este martes se llevó a cabo una audiencia en la que Rotondo se defendió señalando que «hay un requisito de ley común de notificación de seis meses para que el inquilino pueda ser eliminado mediante una medida de expulsión», pero el juez descartó esta posibilidad y aseguró que «el aviso es suficiente», por lo que ahora Rotondo será evacuado de la casa de sus padres.

El hombre de 30 años criticó la decisión del juez y aseguró que apelará al caso pues considera que el fallo es ridículo.

[Con información de CNN]