Minecraft es uno de los juegos más populares de los últimos años, y como muchos juegos, existen versiones con modificaciones o ‘mods’ que por lo general son hechas por los mismos usuarios para cambiar la experiencia de juego. Sin embargo, varias de estas modificaciones pueden contener virus informáticos al tratarse de páginas no oficiales. La descarga puede tener dentro de ella un viruz capaz de robarle información al usuario víctima. 

Por medio de plataformas falsas, los cibercriminales redirijen al jugador a otra página en donde se les piden datos confidenciales a cambio de la descarga del mod. Esta técnica también sirve para acceder a la computadora del jugador y robar información confidencial como cuentas de coreo y claves bancarias. 

Ante estos acontecimientos, se ha lanzado una campaña en internet para alertar acerca de estos mods maliciosos. 

“Los jóvenes son los más propensos a ser objetivos de estos robos cibernéticos por cuenta de su deseo de acceder a los mods sin tener en cuenta las páginas de descarga a las que ingresan” dijo Mark James, de la firma de seguridad Eset