En el mundo quedan únicamente 30 ejemplares conocidos de la vaquita marina(Phocoena sinus) y viven en México, para proteger a estos animales de la extinción, el gobierno empleará a delfines entrenados.

Este jueves llegaron a Baja California los delfines entrenados por la Armada de Estados Unidos para ubicar a los últimos ejemplares de la especie y guiarlos a una reserva especial dónde se fomentará su reproducción.

De acuerdo con el doctor Lorenzo Rojas, uno de los científicos encargados del proyecto, se trata de cuatro delfines entrenados especialmente para localizar a otros animales y que su única participación en el rescate de las vaquitas marinas será ubicar a los animales y avisar a los entrenadores sobre el hallazgo.

Una vez identificada la ubicación de las vaquitas marinas, una flota de tres embarcaciones tripuladas por especialistas se dará a la tarea de acercarse a las vaquitas y navegar en círculos alrededor de ellas para evaluar si es factible su captura.

El principal problema en este método es que las vaquitas marinas podrían ponerse demasiado nerviosas. En ese caso únicamente se le pondrá una marca para monitorear su viaje, en caso contrario, las vaquitas serán trasladadas a una estación terrestre a las faldas del cerro del Machorro, en la comunidad de San Felipe, donde pasarán 48 horas bajo observación médica.

Finalmente, cuando se compruebe el estado de salud de las vaquitas, éstas serán trasladadas a una especie de ‘corral’ marino de 45 metros de diámetro en el que se implementará un programa de reproducción para ayudar a rescatar su especie.

Fomentar la reproducción de esta especie no será una tarea sencilla, especialmente porque las vaquitas marinas tienen únicamente una cría cada dos años.

Fuente: La Jornada